eat'n'out
for Roll'eat
_ briefing
Cuando nos sentamos en la mesa frente a nuestro cliente estuvimos especialmente atentos para entender mejor lo que nos estaban proponiendo en ese momento. Querían un porta fiambreras que al mismo tiempo se pudiera convertir en mantel donde poder comer. Para la oficina, la universidad y que fuera fácil de transportar y limpiar. Lo tenían clarísimo. Y por supuesto ¡aceptamos el reto!
_ concepto
Pretender empezar el proyecto mirando alrededor no funcionó como estaba previsto. Las referencias del mercado que encontramos como competidores no contemplaban esa doble función y eso implicaba que el nuevo producto debía generar un nuevo concepto de transporte y uso. Para este proyecto debíamos conjugar muy bien la funcionalidad, la simplicidad y la capacidad.
_ producto
La clave fue entrar en contacto y entender el fascinante mundo de las cremalleras. Fue así como conseguimos encontrar el eje vertebrador del producto alrededor del cual, como si fuera un truco de magia, conseguimos convertir en pocos segundos una bolsa de transporte en mantel y viciversa. ¡Voilà!
_ reconocimiento
La confianza y plena satisfacción de todo el equipo en el producto, nos empujó a presentar el proyecto a uno de los premios de diseño con más reconocimiento internacional. En el año 2014, fue merecedor de un Red Dot Design Award. ¡Felicidades eat'n'out!